Posiciones para amamantar

Posiciones para amamantar

Hoy vamos a conocer las posiciones que podemos usar a la hora de amamantar a nuestro bebé.

Existen unas cuantas posiciones, lo importante de las posiciones es que tanto mamá como bebé estén cómodos y permita un buen agarre.

Aún así y para casos específicos, existen ciertas posiciones que pueden ser de utilidad para solventar algunos problemas como pueden ser, un mal agarre, dolor en la cicatriz tras una cesárea

Crianza biológica o método Colson:

  • Susan Colson, matrona 2008.
  • Mamá: Tumbada en un ángulo de 15º a 65º, boca arriba.
  • Bebé: Tumbado boca abajo, en contacto estrecho con su mamá. Estimula hasta 20 reflejos primarios.
  • Aconsejable: Problemas de agarre, dolor al mamar, grietas o rechazo del pecho.

Crianza biológica parcial o acostada:

  • Mamá: Tumbada o de lado con un ángulo de 0º a 14º y la cabeza ligeramente recostada sobre la almohada.
  • Bebé: En frente de mamá y pegado con el cuerpo alineado.
  • Aconsejable: Tomas nocturnas y primeros días. Muy útil para bajada de leche intensa o pecho voluminoso.

Acostada tras cesárea o inversa:

  • Mamá: Igual que en la anterior.
  • Bebé: En paralelo a la madre.
  • Aconsejable: Muy útil en mastitis u obstrucciones de la parte superior del pecho.

Sentada:

  • Mamá: Sujetando al bebé con la mano en su espalda y la cabecita apoyada en su antebrazo. Con la otra mano puede acercar el pecho al bebé para ayudar en el agarre.
  • Bebé: Frente a la mamá y con el cuerpo alineado.
  • Aconsejable: Sí se elevan las piernas es una posición muy cómoda tras episiotomías o puntos por desgarros, ya que libera al periné.

Cuna:

  • Mamá: Sentada vertical.
  • Bebé: Cabeza y cuello colocados sobre el antebrazo de mamá y el cuerpo a la altura del estómago.
  • Colocar un cojín o varios en la espalda de mamá. Cuidado con la altura si usamos un cojín de lactancia.

Cuna cruzada:

  • Mamá: Sentada vertical.
  • Bebé: Descansa sobre el antebrazo contrario.
  • Aconsejable: Dificultades para el agarre, ya que la mamá puede colocarlo y usar la mano libre para sujetar al bebé a la altura del cuello o inclinarle la cabeza.

Invertida o balón de rugby o fútbol americano:

  • Mamá: Sentada.
  • Bebé: Se sitúa bajo la axila de la mamá con las piernas hacia atrás y la cabeza a nivel del pecho y se le acerca el pezón a la altura de la nariz.
  • Aconsejable: Bebés prematuros, gemelos o mujeres con cesáreas.

Rugby doble:

  • Precisa una almohada o cojín de lactancia, para que la mamá pueda dar la lactancia a la vez a los dos bebés y tener las manos libres.
  • Aconsejable: Gemelos y en especial para cesáreas de parto múltiple. Favorece el contacto visual.

Caballito:

  • Mamá: Sentada.
  • Bebé: Sentado sobre una de las piernas de mamá, con el abdomen pegado y apoyado sobre el abdomen materno.
  • Aconsejable: Grietas, bebés con reflujo gastroesofágico importante, prematuros, RN con problemas para fijar el pecho (labio leporino, fisura palatina o retromicrognatia) o problemas de hipotonía (sujetar el pecho por debajo a la vez que se sostiene la barbilla). También en casos de mastitis u obstrucción de algún lóbulo mamario en la parte inferior de la mama.

Koala:

  • Bebé: Sentado a horcajadas sobre los muslos o las caderas de mamá. Tanto la cabeza como la columna deben estar verticales durante la lactancia.
  • Aconsejable: Es la más cómoda para bebés con reflujo o infecciones de oído. También en anquiloglosia o bajo tono muscular.

Loba o cuatro patas:

Aunque es una posición incomoda, para problemas concretos y de corta duración es útil.

  • Mama: De cuclillas dejando suspendido el pecho y el pezón sobre la boca del bebé.
  • Bebé: Tumbado boca arriba.
  • Aconsejable: Problemas de mastitis u obstrucción en la parte superior del pecho, facilita el drenaje de los conductos galactóforos.

Mano de bailarina:

  • Es especialmente usado en bebés con Síndrome de Down, bajo tono muscular, dificultad para le agarre o prematuros.
  • Permite gran sujeción y que la mamá vea como coloca el pecho. La mamá debe sujetar el pecho por debajo con la mano con tres dedos en forma de U y coger la mandíbula del bebé colocando el pulgar y el índice sobre sus mejillas.

Lo importante como hemos visto, es probar y usar la que más se adapte en el momento a nosotras y nuestro bebé.

 

 

 

Sí tienes dudas sobre este tema, sobre tu lactancia o problemas de dolor, grietas o molestias cuando das el pecho, no dudes en contactar conmigo, estoy aquí para ayudarte.