¿Sabes lo que es el método de lactancia y amenorrea? ¿Sabes cuáles son las condiciones que debemos seguir para que sea efectivo?

El método MELA o Método de lactancia y amenorrea, es un método anticonceptivo que se ha usado desde la antigüedad y un buen método anticonceptivo en países de desarrollo donde las mujeres no tienen acceso a otros tratamientos.

Es un método que puede ser altamente efectivo durante los primeros 6 meses de lactancia materna, llegando a ofrecer incluso hasta el 98% de protección si se usa adecuadamente.

Fue incluido como método anticonceptivo en 1995 y es el único método considerado natural, ya que está unido al periodo de post parto.

La lactancia materna afecta a la actividad eje hipofisaria ovárica, que impide la ovulación por diferentes motivos:

Durante la succión del pecho del bebé al lactar, se estimula la secreción de beta endorfinas que disminuyen la liberación de factores liberadores de gonadotropinas, lo cual provoca la inhibición del eje hipofisario ovárico.

Estas beta endorfinas además inhiben la dopamina, lo que hace que aumente la liberación de prolactina que suprime la liberación de Gn-RH y esto altera la secreción pulsátil de LH y suprime la actividad ovárica.

Estos factores biológicos hacen que las madres que amamanten puedan estar en amenorrea (sin menstruación) durante más tiempo, llegando incluso hasta los dos años o más.

Incluso cuando la menstruación vuelve puede ser precedida o no de ovulación, pudiendo pasar por varias etapas durante los primeros ciclos menstruales en los cuales no se puede quedar embarazada.

Para que este método sea efectivo se deben de respetar unos requisitos:

  1. No debe haber vuelto la menstruación. Y no ha vuelto a sangrar más allá de día 56 postparto.
  2. Se debe dar Lactancia Materna Exclusiva. No se podrá ofrecer suplementos ni otros productos que haga que el bebé pierda tomas del pecho materno.
  3. No dejar pasar más de 4 horas durante el día sin dar el pecho, ni más de 6 horas por la noche.
  4. El bebé debe ser menor de 6 meses.
  5. El bebé no debe utilizar tetinas o chupetes.

Siempre que se sigan estos requisitos escrupulosamente y el bebé realice al menos 8 tomas al día, la mama tendrá menos de un 2% de probabilidad de quedarse embarazada.

Sin embargo, si no deseamos quedarnos embarazadas bajo ningún concepto, es recomendable que se usen además de este método otros métodos anticonceptivos que sean compatibles con la lactancia materna, ya que, aunque siguiendo los pasos correctamente la fiabilidad es alta, debemos recordar que no es del 100%.

Sí quieres estar al día de nuestros post, suscríbete para poder recibir las noticias.