¿Es normal tener contracciones uterinas cuando doy el pecho en los primeros días tras el parto? 

La respuesta es Sí. Esto se llama Entuerto y hoy vamos a contar qué relación tiene este proceso y la lactancia.

Entuertos. ¿Qué son? ¿Cuándo aparecen? ¿Porqué se producen?… Así que vamos a ello.

Los entuertos son dolores abdominales tipo contracción, que tienen lugar durante las tomas en los primeros días tras el parto, ya sea vaginal o por cesárea.

Sabemos que la lactancia materna favorece la recuperación postparto, entre otras cosas, favoreciendo la involución uterina y el mantenimiento del tono muscular del útero, que se verán ayudadas por la liberación de oxitocina cuando el bebé succiona del pecho materno.

Al colocar al bebé al pecho y succionar, se genera un estímulo sobre el pezón que es conducido por las terminaciones nerviosas hasta el cerebro y este libera oxitocina.

La oxitocina también conocida como la hormona del amor, es una hormona que se produce en el hipotálamo y es liberada al torrente sanguíneo desde la hipófisis posterior.

Desde allí viajará a los distintos receptores específicos como los que se encuentran en las células mamarias o en el útero.

Al llegar a los receptores del útero, estimulará y mantendrá la contracción del músculo liso uterino, permitiendo las contracciones necesarias durante el parto y el alumbramiento.

Además, favorece el cierre temprano de los capilares rotos durante el alumbramiento, llevando a una disminución del sangrado posparto.

De igual forma, se producirán estás contracciones durante los primeros días postparto, permitiendo así que el útero involucione y recupere su tamaño y forma y reduciendo las posibilidades de tener una hemorragia postparto.

Estas contracciones uterinas se van a producir demos o no el pecho, ya que es necesario para la recuperación de nuestro cuerpo.

Sin embargo al ofrecer el pecho se producirá una liberación mayor de oxitocina, ya que nuestro cuerpo se verá ayudado por ese reflejo de succión que hace el bebé al mamar.

Por tanto, aunque sean un poco incómodas, tranquilas, esos dolores son normales, es nuestro cuerpo recuperándose.

Si necesitas ayuda con tu lactancia, o quieres prepararte antes de la llegada de tú bebé, no dudes en ponerte en contacto conmigo.